Post boda en la Playa de Costanova (Portugal)

Post boda en la Playa de Costanova (Portugal), cuando las fotos trasmiten…

Supongo que además de vernos guapos y bellas, queremos reconocernos en las imágenes, presentarnos en nuestra faceta más vendedora.

Lo cierto es que no es fácil mostrarnos como queremos, algunos afirman que los posados han muerto,

quizás porque nos recuerdan las fotos de boda de nuestros padres,

y no nos hace demasiada gracia plantarnos con el traje de la boda delante de un manido monumento,

 Apostamos por imágenes evocadoras, que nos  reflejen personalidad, momentos y estados de ánimo.

las auto-poses de Instagram han ganado,  cuando nuestros nietos las vean tendrán una idea más concreta sobre como eran sus abuelos.

Los antiguos retratos familiares no nos han despejado nunca la duda sobre el carácter del tío que emigró a la Argentina.

Seguramente los descendientes de Susana  y Dani  podrán ampliar sus  conocimientos,

 con unos inestimables documentos de esta esperada Post boda,

que en un plomizo día de playa no envidió  espectaculares atardeceres, y nos trasladó a otra dimensión,

concentrándonos en otra cualidad del reportaje: divertido, contaminante y ameno.

Desde luego fueron nuestra pareja de moda, complementarios y  tal para cual, aunque en profundidad  cual sea diferente a tal, y tal no sea nada sin cual.

Al terminar a todos nos invadió la satisfacción del deber cumplido,

cada uno en su papel  padeció los inconvenientes: el viento, la escasa luz, la arena en los zapatos, el velo, la wifi…

… y disfrutó de lo lindo de los convenientes con unas pequeñas dosis de contagio en forma de buen rollito,

música en vivo, cervecita en el chiringuito, aplausos del respetable

 y sobre todo Portugal, Costanova en este caso,

que a pesar de las saudades (confluencia de la tristeza y la felicidad),

los que suscriben veneran  desde hace muchos años, entre otras cosas, porque hay algo común que nos hace sentirnos como en casa.

Felicidades a Daniel y a Susana, con más merecimiento que nunca porque comparten (no solo la wifi) y

demuestran  que en sus vientres siguen vivas las mariposas.

Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

¿Estás pensando en tu nuevo reportaje fotográfico?

Pídenos Presupuesto sin compromiso

Deja un comentario