moda

Hoy todos podemos convertirnos en modelos

La singularidad del modelo toma la ventaja sobre los estándares de belleza, los ojeadores de las grandes marcas buscan atractivos más exóticos y particulares.

Mujeres, hombres, jóvenes o menores, hoy todos podemos convertirnos modelos.

Los complejos se han enterrado, los cánones van cambiando y toman ventaja los rostros peculiares, las perchas que sostienen la moda requieren de muchas imágenes, de fotografías expresivas para fortalecerse.

El tándem modelo-fotógrafo funciona cuando la complicidad y la colaboración se encuentran en el momento del disparo. Hay muchas personas que contribuyen a que un buen resultando sea una Obra, que sin ser de Arte sea de Oficio.