Fotos de Boda en la Carpa “El Bosque”, Hotel Doña Brígida, Salamanca

Casi nada pasa desapercibido para los observadores, para los voyeurs curtidos en mil bodas, mirones circunstanciales que no solo capturan alegrías…. también captamos ondas, señales y vibraciones que nos llegan y se traducen en impresiones. Desde que les conocimos en el Previo tuvimos la intuición de que nacieron para estar juntos, de que hace tiempo que dejaron de ser sus prolongaciones para tomar la forma de uno doble, eso sí, seguro que con sus correspondientes dos personalidades, propósitos y razonamientos.

No nos sorprendieron porque les esperábamos radiantes, ni nos asombraron porque les adivinábamos esplendidos, pero aparecieron espectaculares tal y como la audiencia sospechaba, luciendo sus elegantes atuendos libres de líneas duras o recias, y presumiendo de curvas independientes y sensuales. Llegaron a bordo de ilusiones y arropados por el personal, al compás de las cuerdas y los acordes de Pachelbel.

Sin acudir a visionarios ni hechiceros, fueron capaces de hallar la fecha más favorable para su día más grande en conjunción con astros, venturas, y buenas intenciones. La Culminación llegó por el cielo en forma de anillos, escoltados por los sinceros y emotivos discursos hechos a medida para unos Sensibles Contrayentes, Emocionados Parientes y Jaleantes Amigos.

Jorge y Cristina, nuestros mayores deseos y mejores suertes, en esta etapa que aunque no es nueva, es el punto de partida de un ilusionante compromiso.

Fotoarte Salamanca

Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

¿Estás pensando en tu nuevo reportaje fotográfico?

Pídenos Presupuesto sin compromiso

Deja un comentario