Comuniones en Salamanca

Los hijos son los nutrientes de nuestra cosecha y en los recuerdos también está nuestra infancia. Andrea es el vivo ejemplo de quién todavía no tiene miedo a equivocarse, inocente y tierna como un suspiro, suave como la seda y dulce como la miel, dispuesta para la obediencia , sensible y delicada como una flor.

Presentimos que poco a poco van dejando de ser niños, que en breve entrarán en otra etapa de sus vidas, ardua para nosotros y asombrosa e insólita para ellos; de descubrimientos, incomprensión y valentía hacía las preocupaciones mundanas. Dejarán atrás sus sueños de Princesas, Actrices de Disney Chanel, Futbolistas, o Héroes, para soñar que soñaron. Sus quimeras de universos azules, nubes de algodón, monstruos y gnomos formaran parte de sus arrinconados pasados. Descubrirán de la mano de otros, un nuevo mundo de sorpresas, confusiones, revelaciones y exploraciones, renegando de nuestra experiencia y voluntad por querer lo mejor para ellos.

Desde Fotoarte Salamanca deseamos que este irrepetible momento fotográfico de la Primera Comunión no se pierda en el tiempo, por crisis o escepticismos religiosos. Al fin y al cabo es una buena forma de procurarles un retrato para la posteridad de una época, de la que quizás mañana, solo queden recuerdos de imágenes que se perdieron en un ordenador.

Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

¿Estás pensando en tu nuevo reportaje fotográfico?

Pídenos Presupuesto sin compromiso

Deja un comentario